miércoles, 29 de junio de 2011

Novedades y vacaciones.

¡Hola! No, hoy no cuelgo nada. Y sí, sigo escribiendo El bosque de los susurros, pero quería comentar vaias cosas.
1.- El próximo capítulo va a ser bastante largo, comparado con el resto. Intentaré colgarlo mañana, porque...
2.- ... Me voy de vacaciones, y no podré seguir escribiendo (no tengo portátil, el sitio que voy no tiene ordenador, etc). Estaré fuera un mes justo, todo julio. Del 1 al 31. De modo que en un mes no voy a publicar NADA, y nada es nada. Nada de El bosque de los susurros, nada de poemas, nada de novedades ni nada. Eso sí, cuando vuelva voy a venir con unas ganas locas de escribir, de modo que colgaré a mogollón. Espero compensarlo. Sé que muchos os vais justo en agosto, que es cuando yo estoy (aunque tal vez me vaya la última semana). Pero así son mis vacaciones y mis planes. Por eso un capítulo laargo de EBDLS (mejor abreviarlo, espero que lo pilléis) y tal vez algún poema os pondré mañana, ya que me voy el viernes.
3.- Calculo que a principios de septiembre habré terminado Fuego y hielo. Colgaré los capítulos en el otro blog. Empezaré con Crónicas de Ancarya (abajo hay más información).
Nada más. ¡Felices vacacionees! :D

lunes, 13 de junio de 2011

Distancia.

Éste poema sí me lo pidieron, indirectamente. Me temo que sí que es de amor, pero como así me lo encargaron... En fin, que espero que a Kapy le guste, ya que fue él quien me lo pidió. Está desde el punto de vista de un chico. No es muy largo, y es distinto a los que suelo escribir; se compone de pareados (excepto el final), aunque no tengan un número fijo de sílabas, sí de rimas, aunque asonantes. Espero que os guste.

Distancia                                           Para Kapy

Cuando quiero darle buenas noches, no puedo;
kilómetros me separan de su lecho.

Cuando veo que me pongo triste, lloro;
no la tengo aquí. Estoy solo.

Cuando sueño con su voz, suspiro;
es un sueño. No es lo mismo.

Cuando creo ver su rostro, desespero;
no puedo sentir sus besos.

Pero la quiero, aunque esté lejos.
La quiero, y la echo de menos.

Ya lo sabes, tesoro, no me olvides;
aquí te espero.

Laura TvdB, 13 de junio de 2011.

Libertad.

Traigo dos nuevos poemas, pero ésta vez porque me los han pedido. Y lo prometido es deuda. Así que nada, aquí abajo tengo uno llamado Libertad, a petición de Athenea (bueno, en realidad no me lo ha pedido; pero me ha dicho que siempre escribo poemas de amor, cosa que es cierta, de modo que aquí tienes variación, Athenea).
Y en otra entrada cuelgo otro, aunque ya diré más detalles allí. Por otro lado, también cuelgo el primer capítulo de mi relato, El bosque de los susurros, ya que va a ser más largo de lo que planeaba, y no va a aparecer en "cuentos y relatos" sino aparte. También espero que os guste. A continuación, un poema:

Libertad                                         Para Athenea 

Mirar al cielo
y sonreír.
Siempre es bueno
ser feliz.

Pero cuando yo miro,
no veo más que gris.
Gris en llanto,
gris caído,
horrible y marchito,
mortal para mí.

Barrotes de tristeza
me quitan el reír;
fuera la ilusión,
ya no cabe aquí.

Mirar al cielo
y sonreír;
siempre es bueno
ser feliz.

Cuando una nube lo tapa,
bajas la mirada hacia aquí.
Ya no encandila,
eso es lo que me pasa a mí.

¡Ayuda!, quiero salir,
aunque sea un momento.
Un segundo, no más.
Mirar al cielo y sonreír.
Saborear la libertad.

Laura TvdB, 13 de junio de 2011.

jueves, 2 de junio de 2011

Abandonada

¡Hola! Venía a traeros dos poemas, uno que cuelgo a continuación, titulado Abandonada, y otro que es un mini-poema que cuelgo en otra entrada. En fin, espero que os guste.

Abandonada

Si giro el picaporte,
entraré.
No me atrevo, no sé si puedo,
no lo sé.
Tal vez.

Abro, suena un crujido.
La puerta de madera está vieja,
hace ruido.
Doy un paso y miro.
La alfombra de colores
no los tiene;
se ha ido el color y su tejido,
se ha ido su espíritu, su vida,
y llora sin sonido.
La cojo, con pena, y la tiro.
No la necesito.

Una película de polvo
vive en el sofá.
Me ve, grita sin hablar.
Estoy sola. Sin ti.
Eso no podía pasar.
Noto cómo el polvo entra también en mí;
me cala el ánimo, me seca la sonrisa,
hace que quiera llorar.
Polvo cubre mi corazón,
polvo que callado está,
polvo en la habitación.
Polvo entre tú y yo.

La sala abandonada,
tapada con mantas de olvido;
el arpa, descuidada,
no arranca ningún sonido.
Las notas que había en su interior
se han ido.

Esta casa no sirve.
Fue bonita, la mejor.
Ahora ya no,
ya no.
Aquí no reside nuestro amor;
no existe.
No debo llorar,
no me pongo triste.

Pero ¡con qué ganas oiría ese arpa sonar!,
ya veo tus dedos sobre las cuerdas deslizar.
¡Cómo deseo ver el rojo del sofá!
Nos veo a nosotros abrazados, sin hablar;
desaparece el polvo,
desaparece el odio,
desaparece todo.
Sólo tu y yo,
sólo nuestro amor.

¡Despierta!,
es un sueño.
¡Despierta!,
se acabó.

Laura TvdB, 2 de junio de 2011.