martes, 25 de agosto de 2015

Ella cerró los ojos


Ella cerró los ojos para evadirse. Eran ojos de gato, ojos felinos; cuando estaban cerrados eran dulces y soñadores, cuando estaban abiertos eran negros y profundos. Ella cerró los ojos, tal vez para olvidar lo que había vivido. Pero no pudo. Las imágenes se clavan en el interior como flechas en una diana: certeras, repentinas e hirientes. Y ella no podía olvidar lo que acababa de ver y presenciar aunque hubiese cerrado sus ojos grandes y misteriosos.

Con los ojos cerrados el mundo parecía continuar, pero de una forma más lenta. Seguía oyendo los ruidos, tal vez incluso con más claridad que antes. Y sin embargo, la vida pasaba más lenta, transcurría con parsimonia, paseaba sin prisa entre las calles, árboles,  personas y automóviles destrozados. El grito de una niña, el claxon de los coches, el crujido de las hojas al ser pisadas, el ulular del viento, la sirena de la ambulancia, los hipos de un llanto, la confusión de unas voces. Sí, el mundo seguía. Pero a cámara lenta.


Ella abrió sus ojos felinos. Fue incapaz de ver nada por unos segundos, pero solo fue un instante; porque lo cierto era que, aunque la luz la hubiera deslumbrado de manera momentánea, los siguientes días de su vida estarían inmersos en una oscuridad fría y asfixiante.

Laura TvdB, 25 de agosto de 2015.

3 comentarios:

  1. Ay, Laura. Me alegra volver a leerte. Me ha gustado mucho el relato y cómo has hecho las descripciones. Ya sabes que siempre me parecen cortos, pero eso también los hace más «certeros».

    ¡Sigue así, bonita!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Laura!

    Me alegra saber que estás de vuelta. La verdad es que el relato me ha gustado. Además, tengo la sensación de que se puede interpretar de más de una forma distinta,¿no? Por ejemplo, lo que he interpretado es que ella se siente así por una pérdida de alguien querido, como alguien de su familia, por ejemplo.

    Besos!

    Carol

    ResponderEliminar
  3. Hola, se puede interpretar de muchas maneras tu relato, es lo bueno de dejar que imaginemos cómo ha podido suceder que ella tenga esa mala experiencia y lo que va a pasar a continuación. Un saludo.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.