viernes, 23 de agosto de 2013

Crítica: "La felicidad es un té contigo".

Bueno, pues eso. Me he leído un libro que me parece interesante de opinar.

Se titula La felicidad es un té contigo, y está escrito por Mamen Sánchez.



La novela es una comedia romántica con toques de misterio y policiacos, y también tiene algún punto dramático. Me la recomendó una amiga mía, diciendo que lo que más le había sorprendido era la calidad literaria. Pero muchas más cosas me sorprendieron en el libro.

Primero, un resumen hecho por mí:

Atticus Crafstman es el hijo de un rico empresario inglés. Tiene la vida hecha y cree que es feliz. Sin embargo, por órdenes de su padre, debe viajar a Madrid para cerrar una revista. Y eso conlleva a despedir a sus cinco trabajadoras: Berta, Asunción, Gaby, María y, sobre todo, Soleá.
A partir de entonces nada volverá a ser lo mismo para nadie: ni para la familia Craftsman, ni para las cinco empleadas de la revista, ni para el policía que investigará un caso extraño que tiene todo que ver con ellas.


La novela está bien escrita. Un tono positivo, alegre y atrevido, con mucho desparpajo y mucha gracia. Las descripciones, acertadas, tanto del ambiente como de los personajes. La trama engancha y está muy bien pensada, saltando a menudo en el tiempo con acierto para ayudar a entender la historia. Cuando la leí, pensé que era una novela idealizada y ligera que retrata la España que ven los extranjeros de una forma divertida. Los diálogos son chispeantes y "florecientes", y los ambientes perfectamente recreados y acertados (sobre todo Granada). El contrapunto constante España-Inglaterra es gracioso.

Y los personajes... bueno, los personajes son muy humanos y cada uno es distinto al otro. Tanto los principales (Berta, Asunción, Gaby, Soléa, Atticus...) como los secundarios (mama Dolores ¿o era Remedios?, Marlow y Moira, Franklin Livingstone...) , me han enamorado. Cada uno tiene sus pesares y su manera de afrontar las cosas, sus mases y sus menos.
A mí me encantaron las historias de amor, tanto la más importante (semi-spoiler: Atticus y Soléa fin del spoiler) como otros secundarios (Gaby y Franklin, sencillamente me encantan).

Por otro lado, toca multitud de temas con los que convive la sociedad, pero con suavidad y a la vez profundizando, todos interesantes de investigar; cada uno afecta a un personaje distinto. Por ejemplo el maltrato de género (María), el rehacer tu vida cuando te hundes (Asunción), la desesperación de no poder tener lo que más deseas (Gaby), la vida basada en cosas banales y materiales (Moira), el cambio de aires que sorprendentemente sienta bien (Atticus)... así, sin saberlo, el libro abarca temas morales pero sin dar lecciones, hace reflexionar sobre qué está bien, qué está mal, cómo afrontar los problemas interiores, cómo rehacer una vida malgastada, etc.

También le encontré defectos, no obstante.
Tiene algunos pasajes lentos (como el principio en la comisaría, por ejemplo) y otros innecesarios, que estorban un poco la trama y desvían de la idea principal, en mi opinión. También el final del todo (las últimas diez páginas) me ha parecido flojo en comparación con el resto de la novela. Es predecible y no le da la guinda final al pastel, cosa que me ha dado mucha pena.

En fin, es una novela fresca y animada, buena para el verano, buena para el invierno. No os la recomiendo al cien por cien, pero sí he disfrutado leyéndola.

1 comentario:

  1. Buena reseña Laura me gusta cuando sacas los puntos negativos aunque la novela haya gustado. entre mis últimas reseñas te recomiendo algunos clásicos del Siglo de Oro como Fuente Ovejuna y El Buscón, a una lectora de nivel como tú quizás le gusten. Volviendo al tema de la novela no destacas mucho el misterio que se cierne sobre la trama, ¿ves? ya estoy intrigado.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.