sábado, 4 de mayo de 2013

La mayusculitis

   (Editado levemente en agosto de 2016)

   Hoy quería hablar de un tema que creo que no se le había ocurrido a nadie más que a mí. Tampoco tiene que ver con lo que cuelgo en el blog normalmente, pero... no sé, me ha dado la vena.

   Voy a hablar de lo que yo llamo mayusculitis. ¿Qué es la mayusculitis? La mayusculitis es esa extraña enfermedad de escribir cada palabra con mayúscula, como si cada fuese un nombre propio. Oséase, *La Sombra del Viento, *Juego de Tronos, *Crónica de una Muerte Anunciada, etcétera.

   Cada vez lo veo más, y es algo que me irrita cantidad. ¿Por qué? Entiendo que en inglés se haga (bueno, no entiendo el por qué, pero sé que se hace), pero aquí, escribiendo en español, no. Es una falta de ortografía que puede dar lugar a varios malentendidos. Por ejemplo, una de mis novelas se titula Flor de lis, pero NO Flor de Lis; eso induciría a la confusión, puesto que en este caso, da la casualidad que la coprotagonista se llama Lis. Si escribiese Flor de Lis, estaría diciendo que la flor es de Lis (que la flor la posee la chica llamada Lis, o sea, que ese de Lis sería un genitivo). Y no es así, puesto que el título no es más que un nombre propio compuesto por varias palabras: una "flor de lis", sin más, un tipo de flor (es igual que "caja registradora", que funciona como una sola palabra y no como dos).
   La mayúscula indica importancia, identidad. La primera letra del título de una novela o una canción debe estar en mayúscula, pero ¡sólo la primera palabra! De lo contrario, aparte de cometer una falta de ortografía gorda en nuestro maravilloso idioma castellano y poder hacer un lío al lector, le damos identidad y personalidad a esa palabra, la convertimos en un nombre propio. Es como la tilde en las mayúsculas, que también se pone. Mi cuaderno de notas no es un Cuaderno de Notas; no es un cuaderno especial, único ni recalcable, no merece una mayúscula, sin ánimo de ofender.

   Y si queréis indicar, simplemente, que se trata de un título, marcadlo con cursiva o en comillas, que para algo están. Esto es especialmente importante para los títulos largos (ya sea de películas, libros o canciones): Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro; Je ne regrette rien, de Édith Piaf; Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), de Iñárritu... no es tan difícil cuando uno escribe correctamente, ¿no?

   En realidad no tengo mucho más que decir. Sólo quería desahogarme porque cada vez veo más personas que dicen que quieren escribir en serio. Pues si quieres escribir en serio, tal vez deberías revisar tu expresión escrita para que el lector no se quede bizco, hecho un lío o ingresado porque le han sangrado los ojos.
   Sin ortografía, nuestro idioma escrito muere y deja de ser útil y bello. Tenedlo en cuenta.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo. Al principio solía escribir así los títulos porque pensaba que quedaban bien pero resultó que no. Y en cuanto a lo de confundir "b" con "v" o algo peor pero creo que es por los mensajes de texto y el was up que te comes muchas palabras. El lenguaje castellano se ha ido a la mierda compañera.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.