viernes, 29 de junio de 2012

Recomendación literaria: "Alas de fuego".

No he podido escribir mucho a pesar de mis vacaciones, porque no me llega la inspiración (que creía que sí, pero no).
Hoy vengo con dos cosas. La primera, informar que cuándo me voy de vacaciones para que no contéis conmigo. xD Tampoco creo que notéis mucho la diferencia, la verdad, con lo abandonado que ha quedado mi blog últimamente. En fin, del 1 al 9 de julio estaré en Valencia sin poder conectarme a internet. Luego, volveré e intentaré ponerme al día. Me iré a finales de julio - principios de agosto, a Italia, y me temo que tampoco me conectaré. Así que nada.

Pero, total, que a falta de pan buenas son tortas, y creo que ya era hora de mencionar algún libro de mi escritora favorita, Laura Gallego García.
El libro es Alas de fuego.

Como siempre, primero a lo práctico:

-Título: Alas de fuego
-Autora: Laura Gallego García
-Editorial: Laberinto. Colección: Narrativa fantástica
-Año: 2003.

Sinopsis:
La reina Marla, de sólo diecisiete años, es la soberana de una nación resplandeciente. Ahriel, un ángel femenino, está a su lado desde que nació, con la misión de guiarla y protegerla, y de guardar el equilibrio en los reinos humanos. Pero cuando descubre una conspiración para iniciar una sangrienta guerra, Ahriel es traicionada y encerrada, con las alas inutilizadas, en la espantosa prisión de Gorlian, un mundo primitivo, salvaje y brutal, de donde nadie ha logrado escapar jamás. Ahriel deberá aprender no sólo a sobrevivir en Gorlian, sino también a ver las cosas desde el punto de vista humano... a ras de suelo.

Es uno de mis libros preferidos, marcó un antes y un después en mis lecturas. El segundo libro de Laura Gallego. Si el primero ya me encantó (La Emperatriz de los Etéreos), este me fascinó. No sé ni por dónde empezar.

Es de género fantástico-épico, pero también es una gran historia de amor. A decir verdad, la parte romántica no ocupa todas las páginas. Pero influye totalmente en la trama: la mitad de las cosas que hace la protagonista, las hace por amor, ya sean buenas, malas, tengan consecuencias o no. Pero no es la típica historia de amor juvenil, superficial y cliché. Es un amor extraño, dinámico, chocante y especial.
La trama está muy bien pensada. No es compleja, no tiene muchas ramificaciones ni mil y un personajes, pero atrapa con unos hilos invisibles. Es fácil encariñarse con unos personajes, odiar a otros, que se inviertan los papeles tras X acontecimientos. Hay un momento en la historia que es intensísimo. No soy la única que piensa así, creo. El corazón se te para. Los sentimientos y emociones que exhalan las palabras te envuelven, te introducen en la historia, te hacen comportarte como lo hace Ahriel, la protagonista. Sólo por leer esa escena, el libro entero merece la pena. Hablo -escribo- en serio.
La protagonista, Ahriel, es muy interesante. Es un ser alado femenino que tiene una misión. Los ángeles, en este libro, son seres de carne y hueso que no sienten. Ni amor, ni odio, ni ira. Se les encomienda una misión y la cumplen sin rechistar. Dependen totalmente de su deber, viven por y para cumplirlo.
Entonces, cuando a Ahriel se le tuercen las cosas, se da cuenta que no todo sale como ella quiere... su mundo se derrumba. No digo cómo reacciona, qué hace, pero es abrir los ojos y empezar a vivir, como dice la sinopsis, a ras del suelo. Es un personaje que sufre muchísimo y pasa por tantas penurias que no haces más que compadecerte de ella. Pero a la vez, no le llueven los problemas porque sí. Ella causa algunos.
Luego está Bran. ¿Qué decir sobre él sin desvelar la historia? Qué chico. Es el más entrañable, gracioso y simpático que puede haber (según mi punto de vista, claro. Ahriel no opina lo mismo). El "majete". Me encariñé mucho con él, tanto que ha servido de base para otros personajes míos, y podría escribir una novela en su honor. Otra pieza de la novela por la cual merece la pena leerla.

La forma de escribir de Laura Gallego es sencilla, precisa y atrapante. Cualquiera puede leer a esta escritora entendiéndolo todo, usa un buen vocabulario, pero nada pedante. Narra con fluidez y de una manera sencilla y fácil.
El libro no te deja indiferente. Acaba de una manera algo abierta, y tiene segunda parte, Alas negras, pero ni se os ocurra leerla sin leer primero ésta.

Un libro que marca, deja huella y se sitúa, en mi caso y en el de otros muchos, en un puesto privilegiado de la estantería. Además, la portada actual (ilustrada por Paolo Barbieri) es preciosa y describe muy bien un momento determinado de la historia. Os dejo una imagen adjunta para que podáis ver que es verdad:


















¡Y ya está! Espero que lo leáis si no lo habéis leído, y que os guste si lo estáis leyendo. Porque merece la pena, de verdad. Los libros de Laura Gallego, en su mayoría, merecen mucho la pena.

¡Felices vacaciones!

4 comentarios:

  1. Yo de esta autora solo me he leído la triología de Idhun no se si con trece o catorce años. Vamos, hace miles de años de esto. Sí, es una autora muy fácil de leer y consigue emocionarnos con muchos de sus personajes, algunos literalmente son odiados por los cuatro costados. Yo no he leído el libro que has reseñado pero lo dejas harto interesante, me ha gustado mucho leer esta nueva reseña.

    ResponderEliminar
  2. me ha encantado esta reseña del libro alas de fuego!!

    da la casualidad que he leído este verano los dos libros, y me han encantado!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Bran es el mejor. la pena es que le pasa lo que le pasa pero bueno :P

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, los libros que leí de esta paisana mía (sí , soy valenciana), me parecieron muy '' humanos'', es decir, escritos de forma que te encariñas con algunos personajes, a otros les coges manía y se les nota que tienen sentimientos. El primero que leí fue el de la Resistencia, y encima con 10 años... Imaginad qué me pareció si, además, me lo leí en una semana ^^

    Un abrazo a tod@s =)

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.