viernes, 30 de diciembre de 2011

Abrir los ojos y darte cuenta de que no todo es como lo enseñan.

¡Hola! Sé que casi no he actualizado, y no, no tengo excusa xD. Pero bueno, os traigo un microrrelato-divagación filosófica que escribí hace una semana o así, pero que ahora he retocado; debo decir que es bastante personal, una comparación, y que me pasó de verdad; y como intento de artista que soy, necesitaba aclarar ciertas cosas con ayuda de este texto. Espero que lo entendáis y que no me toméis por loca. Un beso y feliz Navidad.
PD: Probablemente escriba un relatillo de Navidad también. O lo intentaré.
PD2: Editado. Quería dedicar este microrrelato a alguien especial:

Para ella, mi bailarina preferida, la que conquistará escenarios y enamorará al público con su arte. Sí, SU arte.

Abrir los ojos...


--Un, deux, trois, plier! Atenta, Blanca, estira el pecho... así.
La música inundaba la sala con calma y ritmo a la vez. Yo, embobada como estaba, me sentía tan reconfortada en ese sitio (que no era más que una sala de baile) que creí despertar cuando terminó la pieza de Coppélia. Ese Léo Delibes era un genio.
Las tres bailarinas inspiraron hondo. Mi preferida estaba en el medio. Me miró y le guiñé un ojo.
De pronto, una verdad nítida y clara se apoderó de mi mente. Fue instantáneo, como si hubiera entrado en mi cabeza en un soplido de aire fresco.
Caí en la cuenta que no todas las cosas son como nos las pintan, ni como nos enseñan. No todo es una sola teoría objetiva. Así como Crepúsculo no tiene por qué ser lo que todos los jóvenes leen hoy en día, Cisne negro tampoco tiene por qué reflejar una vida de una bailarina de ballet; las cosas dependen siempre de la voluntad y personalidad de cada uno, de sus sueños y esperanzas.
Y solo entonces supe que, a no ser que veamos a alguien bailar, o tocar un instrumento, o escribir, o leer, o tener un sueño, o simplemente en un intento de crear arte... no sabemos cómo son en realidad.

6 comentarios:

  1. Vaya... es algo... triste. Es un punto de vista algo gris pero lo cierto es que hay una verdad entre las lineas. A mi me encanta el baile, el dibujo, la escritura, la música XDD Practico ballet y como bien dices todo depende de la personalidad y los sueños. Un besote muy fuerte, y feliz salida y entrada de año!! =D

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo he entendido... es un relato bonito y también me has hecho pensar a mi.
    Un beso y felices fiestas <3

    ResponderEliminar
  3. Buena reflexión. El arte afecta a cada persona de una manera diferente y, conociendo los textos, los cuadros, las películas (o cualquier obra, aunque sea la paella que hace mi abuela los domingos) puedes conocer el alma de la persona que la ha creado.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con lo que dices en el texto y también con el comentario de Athenea. :)
    Al menos tu entrada da para pensar. :)
    Saludos,
    Sun.

    ResponderEliminar
  5. Hace pensar, la verdad. Buen relato, corto pero con sentimiento =) Buena elección con Coppelia, la bailé ya hace unos años, y siempre me ha gustado.
    Un beso!! Y feliz navidad, y año nuevo también ^^ jeje

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto uno no sabe cómo le va a afectar a una persona que siempre será diferente de tu modo de pensar.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.