jueves, 9 de junio de 2011

No.

¡Hola! He escrito un nuevo poema, titulado No. Últimamente me estoy aficionando a la antítesis como recurso literario básico, y este poema lo demuestra. Otra cosa más: no tiene esquema métrico respecto a sílabas, pero sí a versos (por ejemplo: a-b-b-a). Espero que os guste.

No

Si quiero sí, digo no;
si quiero no, digo sí.
Siempre es más fácil asentir
que decir adiós.

Cuando no hablo, quiero decir;
cuando digo, acalla mi voz.
Paciencia, por favor.
No soy la misma sin ti.

Confusión se apodera de mí,
un mar sin luz ni color.
Me aplastan, ahogan mi yo.
No sé qué quiero sentir.

El azúcar ya no es un terrón,
se derritió y tocó a su fin,
se murió, terminó de existir,
al igual que nuestro amor.

Preguntas si se fue el dolor,
me temo que no es así.
Que sepas que sigue allí,
no se ha ido, no.

Si quiero sí, digo no;
si quiero no, digo sí.
Siempre es más fácil asentir
que decir adiós.

-¿Volverás aquí?
-Ya sabes que no.

Laura TvdB, 9 de junio de 2011.

2 comentarios:

  1. Me encanta el uso de la antítesis, tanto en prosa como en poesía. El mundo está lleno de contradicciones, y este recurso literario consigue marcarlas a la perfección. Marcar que el mundo es un caos sin sentido. Me ha gustado mucho el uso que haces de la antítesis y la estructura del poema en general :)

    ResponderEliminar
  2. Es tan contradictorio que de ahí viene su esencia.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.