viernes, 29 de abril de 2011

Piano, notas, yo.

Pues aquí está el otro poema. Se titula Piano, notas, yo, y es significativo, como muchos de mis poemas. Pensad en un piano, en cómo es y cómo suena, y adentraos en este poema (uy, hasta me ha salido una rima XD). En fin, que aquí creo que dejo evidente que me encanta el piano, sí, y aunque no lo toque muy bien lo intento, al menos. A veces, algo que a simple vista te parece aburrido y sedante luego se convierte en algo muy bonito. Bueno, no me enrollo más con mis tonterías. Espero que os guste.


Piano, notas, yo.

La sala en penumbra y oscura,
Reflejos de luz negra,
Reluce con esperanza y dulzura,
destellos de una estrella.

Blancas, brillantes y alegres,
Notas enemigas entre sí,
Juegan y corren, deslizan
Los dedos al tocar sus teclas así;
Dedos finos, largos, cuidados,
Rozan el teclado, sin ira,
Sin prisa ni frenesí.

Blancas y negras, rivales,
Ríen en mi oído.
Tan bonitas y dulces, tan suaves
Que resulta dañino
Para mí.

Las negras retumban, pese a su color;
No son malas, no son fuertes,
No me recuerdan a tu voz.
Todo lo que parecía malo, ahora no;
Tú eras mucho peor
Para mi corazón.
 -¿Qué?
-Olvídalo.
-¿Qué?
-Al él sí, al piano no.

Laura TvdB, 26-29 de abril de 2011.

3 comentarios:

  1. Este poema se nota que es mucho más personal que el otro. Así como también se nota que te gusta tocar el piano. Me ha gustado mucho el contraste que haces entre las notas blancas y negras, y el final del poema, cuando niegas la asociación de las negras con la malo. Lo único malo es él... Porque la música nunca puede ser mala, si se toca con amor, con pasión, ¿verdad? Yo no soy música, pero no podría vivir sin ella, y creo que por eso puedo comprenderte un poco. En fin, que me ha gustado mucho, es un poema muy dulce, una alabanza al piano. It's perfect!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias! Lo cierto es que sí, es mucho más personal que el otro, aunque supongo que a la gente que también toque el piano le llegará más hondo; es inevitable. Pero también lo has interpretado de maravilla, quería justo dar el contraste de las notas. Después de un mal de amores, todo parece malo, pero no lo es. No tiene por qué.
    Bueno, guapa me alegro que te haya gustado =)

    ResponderEliminar
  3. Lo he sentido con más fuerza, he aquí verdadera pasión por algo que te gusta y no estas dispuesta a dejar.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.