miércoles, 23 de marzo de 2011

Se van...

Bueno, otro poema hoy. Ya veis, me ha entrado la racha. Pero bueno: éste es un poco trágico (bueno, como muchos otros...), y como siempre, en primera persona desde mi punto de vista (es decir, el de una chica).
Bueno, aquí lo tenéis. Ahora lo cuelgo abajo. Se titula Se van.

Se van

Vacío está mi corazón;
vacío, sin nada,
acaso lágrimas o dolor,
acaso un alma abandonada.

Nieva en mi interior,
hace frío;
la chimenea de tu calor
está apagada;
se fue contigo.

Los últimos recuerdos
se ven allí,
evaporándose.
No soportaban el encierro
cuando estaban dentro de mí.
Apagándose.

Yo los veo,
diciéndome adiós,
pidiendo perdón
por lo que una vez fueron.
Veo que se deslizan,
juegan, corren,
entre risas,
ya no volverán.
Corre, alcánzalos,
que se van, que se van.

Suspiro, y creo
que no me queda nada.
Te echo de menos.
Miro por la ventana,
y pienso que se irá
la última pare de mí:
mi alma.
Corre, alcánzala,
que se va.

Mi ser no volverá
si no vuelves.
No, no volverá.
¿Pero qué pierdes?
No te importa, ni te importará.
El cristal con vaho
no te deja ver mis lágrimas,
que no volverán.
Corre, cógelas,
ríete, ama a otra chica,
mira nuestros recuerdos,
que se fueron, y se irán.
Corre, vete, huye de ellos,
que se van,
que se van.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.